Etiqueta: smart contract

Portfolio Digital personal

Ya está aquí el PORTFOLIO DIGITAL PERSONAL. Tal y como me había comprometido ya lo tenéis a vuestra disposición en formato PDF o bien como podéis observar en formato vídeo. 

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=fNKqbr0yuZA[/embedyt]

Un documento de síntesi que tiene como objetivo informaros de los proyectos en los que estoy trabajando así como de las novedades de cara a 2020. 

Si deseáis descargar el documento en formato PDF podéis ir aquí (a la sección “Personal Library”) en este mismo espacio web.

 

 

¿Seguridad o flexibilidad?

¿Tú que priorizas?

El planteamiento de dicha cuestión es la dicotomía principal, existente hoy en día, en el ámbito tecnológico a nivel mundial. Si bien es cierto que la seguridad es clave y fundamental para prevenirse de las muchísimas amenazas que existen y se crean continuamente, también es cierto que la seguridad nunca puede ser un valor igual a 0.

Así mismo, la flexibilidad juega un papel clave para las empresas y, porque no decirlo, para las personas y las sociedades. Afrontar los principales desafíos de la cuarta revolución industrial y la transformación digital que concurrirá bajo sus efectos hace indispensable para nuestra adaptación, asegurar y jugar en un ecosistema flexible ante un presente acelerado y cambiante.

Creo que la decisión de uno u otro planteamiento se debe circunscribir a los objetivos y prioridades del objeto del servicio y/o prestación de los productos.

En mi caso, gozo de una seguridad idónea y recomendada, minimizo los riesgos, pero así mismo tengo todo en el cloud. Yo priorizo la flexibilidad que me permite la conectividad en tiempo real y acceso a todo mi ecosistema de trabajo, a la seguridad siendo esta última objeto de estudio e inversión diaria por mi parte.

Creo que la seguridad que ofrecen ahora mismo las principales plataformas de cloud es seguramente la mejor. El problema podría subyacer en si entramos en la subcontratación del cloud con la excusa del abaratamiento de costes donde ahí las variables amenazadoras serían múltiples y no controladas, pudiendo estar el cloud en países, entornos y/o cualesquiera otras situaciones vulnerables, fuera del ámbito de nuestra protección jurídica.

Aun así, prevengo mi seguridad con la ratificación y exigencia de cumplimiento por parte de los proveedores de sellos de calidad que emergen de las legislaciones estatales y europeas en mi caso. Minimizo al máximo las vulnerabilidades e introduzco elementos de flexibilidad que me hacen ganar en productividad.

Esta situación, que es de índole individual, es extrapolable al ámbito empresarial. Aún, más, si cabe, contratando un profesional de ciberseguridad y estableciendo planes de seguridad y estrategias implícitas en nuestro ecosistema empresarial. En España existe y está en vigor el Esquema Nacional de Seguridad, instrumento que acompaña y guía para la minimización de las vulnerabilidades que surgen y en las que podemos caer.

Para minimizar los riesgos de seguridad implanto recomendaciones basadas en legislaciones, normas ₁ y guías de uso, algunas de las cuáles son las siguientes.

 

Instituto Nacional de Ciberseguridad:

https://www.incibe.es/sites/default/files/contenidos/guias/doc/guia-cloud-computing_0.pdf

Ley Orgánica de Protección de datos:

https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2018-16673

Reglamento Europeo de protección de datos:

https://www.boe.es/doue/2016/119/L00001-00088.pdf

Creando una criptomoneda – creando un token

La formación especializada, que realizo, en Transformación Digital, a través del MIT,  (massachusetts Institute Technology), en estas dos primeras semanas, me ha permitido profundizar en la tecnología (arquitectura, diseño, programación e implementación) blockchain (cadena de bloques).

Al margen de la creación de contratos inteligentes, de los cuáles avanzaba contenido en el anterior artículo, hoy os presento la creación de una “criptomoneda” – Token,  ARANOSI. Coincide con una práctica de la citada formación que estoy cursando.

No os asustéis no es oficial, en ninguna de los sentidos, aún. La creé en un entorno de pruebas de Ethereum. ¿Puede ser la semilla de una “nueva criptomoneda” y/o un activo digital? El tiempo y el trabajo lo dirán.

Al margen, de la anécdota de “creación” de esta criptomoneda, me ha puesto en interés varios temas que están en desarrollo, alguno con experiencias reales en la actualidad. Uno de ellos, es los “activos digitales”, en breve escribiré más sobre ello. De los otros temas que me han tomado interés de aprendizaje es la computación asíncrona y el proceso de validación en la blockchain, pero esto vendrá en las próximas semanas. 

Smart contract (blockchain)

Tal y como finalicé mi artículo anterior, instando a recordar los conceptos “contratos inteligentes” y “blockchain”, hoy hago un anticipo sobre contratos inteligentes o smart contract.

Sin profundizar en la conceptualización de los “smart contract” o “contratos inteligentes” a través de blockchain, artículo que publicaré esta misma semana, os ofrezco la estructura básica de un contrato inteligente en blockchain, aceptado y validado. 

Podéis ver la estructura y partes básicas tipo de un contrato inteligente, este es un ejemplo muy sencillo, pero que no difiere en su estructura de los más complejos. Está creado en Solidity, lenguaje de programación de alto nivel, y ha sido validado en un entorno de pruebas que la propia plataforma Ethereum dispone. Ha sido gestionado a través de Metamask y rastreado a través de Etherscan.

Blockchain Vs Tangle?

¡Una sorpresa llamada Tangle!

Sin duda, la “Blockchain” ha entrado y de que manera en el debate tecnológico mundial. No es menos cierto, que ha sido el Bitcoin su gran valedor para darse a conocer. Tampoco lo es, que ha venido para quedarse. Es un sistema mucho más seguro, eficaz y eficiente que el centralizado. El auge está siendo tan acelerado, que se capta talento por todo el mundo para desarrollar lo que hoy, aún es, una herramienta incipiente con gran capacidad de desarrollo y materialización en la cada vez mas, sociedad de usos.

A día de hoy, su desarrollo ya ha llegado de la mano de los “smart contracts” de Ethereum y muchas otras. Otro día, hablaré del alcance de éstos “smart contracts”, que es tan amplio como transacciones Peer to Peer existen y existirán en el futuro a nivel mundial.

Estudiando y analizando con cierta profundidad el desarrollo de la Blockchain, me ha surgido la necesidad de estudiar también, las potencialidades de desarrollo de la Ledger “Tangle”, que desarrolla IOTA.

Si la Blockchain se configura en un sistema distribuido, Tangle se basa en un sistema descentralizado. Al analizarlos, en su concepto más básico, se puede concluir que son sistemas diferentes. Y porqué? Os preguntareis. Pues, porque uno trabaja secuencialmente a través de bloques ordenados y el otro trabaja a través de Gráficos Acíclicos Dirigidos (DAG).

Los dos ofrecen diferenciadamente ventajas en, seguridad, eficacia y eficiencia respecto el sistema centralizado que impera desde hace casi tres décadas. Haciendo un comparativo entre ambos concluimos que, la diferencia de costes (muy importante), la verificación de consensos en sus procedimientos internos y la rapidez de su respuesta, son algunas de las diferencias que se pueden apreciar inicialmente

Por el momento, la Blockchain está tomando ventaja en su desarrollo. Tangle, aún menos desarrollado, también cuenta con el apoyo de industrias tecnológicas muy importantes a nivel mundial, Microsoft es una de ellas. Me atrevo a decir, que ambos sistemas tendrán su aplicación efectiva y diferenciada. Dependerá de la conveniencia y adaptabilidad que vayan desarrollando de cada uno de ellos. Veo sectores para los que el sistema distribuido es claramente mejor y otros para los que el sistema descentralizado es mucho más competitivo.

Lo que si se puede asegurar de la Blockchain es que el Proof of Work no tiene recorrido por su alto coste energético. Situación que no ocurre en la Tangle de IOTA.

La certificación del auge de estos nuevos sistemas viene dada por el agotado sistema centralizado. La transición del cambio ha comenzado. La mayoría de sectores ya trabajan en el desarrollo de ambos sistemas (distributivos y descentralizados) y la generación de oportunidades que deriva como resultado final de su aplicación, es para muchos una puerta a la innovación, a la mejora de la productividad, de la seguridad y sobretodo, a un real abaratamiento de los costes transaccionales.

La clara línea de progreso sobre el IoT y la destacada aplicación de la Inteligencia Artificial (AI) serán la base para el desarrollo y evolución de ambos sistemas.

Prometo ir haciendo valoraciones sobre el desarrollo de ambos sistemas en el futuro.