Categoría: Cuarta revolucion industrial

El metaverso: el sistema monetario

Tras la publicación del artículo “el metaverso”, hace dos meses en este mismo espacio, llegó el anuncio de Facebook y otras grandes compañías globales (Nike, Microsoft, Gucci, Sony…) explicando que empezaban a trabajar en la creación de su propio metaverso, este imaginario tecnológico y virtual del que casi nadie sabe nada, pero que se ha convertido en corriente, sorpresa, creatividad y entusiasmo para muchas personas.

Hoy con un ejercicio de anticipación, siempre fundamentado, les acerco a lo que será uno de los pilares de su funcionamiento, el sistema monetario que tendrán todos los metaversos indistintamente de su objetivo, arquitectura, tecnología, estímulo y procedimientos.

Cualquier sistema económico creado en la historia se ha basado en su sistema de intercambio, inicialmente con elementos animales, más tarde materiales hasta llegar al que hoy conocemos basado en el patrón papel-moneda. Todos ellos han sido articulados por normas establecidas, previamente en sistemas ancestrales, posteriormente feudales, totalitarios o democráticos. Cuando hablamos del Metaverso y su sistema monetario, la analogía con la historia será exactamente la misma, sin embargo con elementos disruptivos que la mayoría de la sociedad desconoce.

Todos los sistemas monetarios conocidos hasta hoy se han basado en la imposición de normas y regulaciones suscitadas desde poderes centralizados y centralizadores únicos. En el Metaverso, este cuerpo centralizado y centralizador desaparece, la tecnología blockchain permitirá una gobernanza monetaria descentralizada empoderando a las personas y suprimiendo los poderes centrales únicos monetarios. Cada uno de los Metaversos  será guiado por una unidad de intercambio (criptoactivo), validada temporalmente por moneda FIAT, que será el elemento central de consumo entre todas las personas que formen parte e interactúen en ese Metaverso.  Esta unidad de intercambio propia permitirá la vida virtual y la transacción económica y financiera dentro de cada ecosistema. Por lo tanto, la importancia de esta unidad de intercambio será crucial para la seguridad, confianza, confiabilidad y experiencia virtual por parte de toda la comunidad y su futuro.

El crecimiento de cada uno de los Metaversos tendrá la capacidad de obedecer a las propiedades que ofrece la tecnología blockchain, por lo que la suma de espacios virtuales facilitará la interoperabilidad entre ellos para crecer y aumentar el valor al garantizar que el criptoactivo monetario operable sea ágil, rápido, transparente, escalable, seguro e inmutable.

Cada uno de los criptoactivos monetarios se comercializará y se transaccionará en escenarios de análoga realidad con el mundo de la economía tangible del cual hoy formamos parte. Habrá una variable nuclear y diferenciadora con la que la humanidad nunca ha vivido, esta unidad de intercambio en los diferentes metaversos será deflacionaria (hablaré de su importancia en próximos artículos).

Las DeFi (finanzas descentralizadas) permitirán a las personas interactuar y transaccionar en los propios Metaversos con unidades de préstamo y venta de activos financieros físicos y/o digitales en figuras corporativas reguladas como los neobancos o sucesivos. La transición de la economía tangible a la economía intangible se acelerará exponencialmente hasta límites no conocidos.

Pero aquí proponemos un importante elemento de debate y reflexión, si cada una de las grandes compañías crea su propio Metaverso  éstos se regiran por elementos de gestión, control y vivencia dirigidos, ante esta situación ¿estamos hablando de una realidad virtual que empodera a las personas o se empodera a sí misma a través de las personas? Los organismos comunitarios de gestión pública deberían empezar a trabajar para garantizar la igualdad y la equidad, les invito a que lo hagan con urgencia dado la lentitud procedimental con la que trabajan.

Por mi parte, y presagiando el escenario explicitado en este artículo y otros que iré publicando, ya estoy trabajando en un proyecto que en los próximos meses verá la luz pública y que facilitará el empoderamiento de las personas, y su auto-soberanía, para afrontar los retos y aprovechar las oportunidades que llaman a la puerta de todos nosotros. Continuará …

DeFi (finanzas descentralizadas)

En artículos anteriores he hablado de la tecnología Blockchain, así como de las criptomonedas – recuerda que Bitcoin es el primer protocolo de la tecnología Blockchain – He destacado la importancia de esta tecnología (blockchain) para la transformación del modelo económico, financiero y monetario mundial. Donde he puesto más énfasis hasta el momento, ha sido en el monetario desde que Bitcoin apareció en la escena mundial, también las criptomonedas.

Hoy me centro en la transformación del sistema financiero mundial, basada en la descentralización que ofrece la tecnología blockchain, las DeFi (Descentralized Finances).

Las DeFi (Finanzas Descentralizadas), es la conceptualización de una nueva forma de relación financiera basada en la descentralización. Éstas se realizan a través de “smart contracts” – contrato inteligente – que aceptado entre las dos partes, elimina la intermediación (sistema financiero) que hasta ahora conocemos. Derivado de esta nueva conceptualización y ejecución de acceso a la financiación las ventajas son múltiples, destacando de estas la disminución de costes, la no dependencia y productos mucho más ventajosos en clave de costes derivados y de gestión.

Ahora bien, desde la óptica prestataria, las DeFi permiten algo impensable hasta hace poco tiempo, que cada uno de nosotros podamos ser también un banco de préstamo a terceros, consiguiendo réditos económicos seguros, transparentes y trazables.

Los índices de crecimiento de esta nueva tipología de acceso a la financiación son de cuatro cifras anuales. Muchas plataformas (Exchanges) ya permiten a través de tokens (altcoins y stablecoins) interactuar y acceder a la financiación con todas sus ventajas. Ha comenzado la transformación del sistema financiero mundial y mi consejo es que vayamos familiarizándonos con estos productos y / o servicios, evidentemente y como hoy reitero siempre, con la tecnología blockchain.

Para personas físicas las DeFi nos permiten crear ahorros, acceder a financiación alternativa, apalancar inversión, ser prestadores, y consecuentemente ganar rentabilidades interesantes.

Como personas jurídicas, podemos acceder a nuevas fuentes de financiación, lejos de las que la Banca comercial tradicional ofrece, disminuir costes derivados del acceso con esta financiación, podemos crear nuestro banco y escalar con muchas oportunidades de cara al futuro.

Las DeFi se encuentran en el inicio de su expansión, es el momento de invertir, seguramente también diversificar, en un concepto de economía que por dificultoso que sea entenderlo, es una oportunidad para el conjunto.

Para un servidor la principal y mejor característica de las DeFi, y por tanto oportunidad, radica en el hecho de que son universales, de acceso para cualquier persona del planeta. Se abre un mundo de posibilidades y oportunidades.

Defi no es lo mismo que Fintech

Cuando hablamos de DeFi, aunque la carta de servicios sea similar a las que ofrecen las Fintech, la diferencia entre estas radica principalmente en el hecho de que las primeras son descentralizadas (sin intermediación), en cambio las Fintech son centralizadas (con intermediación). Otra de las diferencias a tener en cuenta es que las DeFi se utilizan criptomonedas, tokens o stablecoins, las Fintech utilizan dinero FIAT.

Soy consciente de que el desconocimiento de esta tecnología presenta una barrera de entrada importante, pero si quiere visualizar las oportunidades es importante preguntar, consultar o investigar. 

El METAVERSO

   

Hoy, les anuncio que han comenzado  las obras del metaverso, el universo digital-virtual en el cual conviviremos en los próximos años miles de millones de personas.  

¿Qué es  el Metaverso?  

Será un universo de tiempo continuo sin límites terrestres donde los individuos vivirán interacciones, e iteraciones, continuas en todos los ámbitos que conocemos de la vida terrestre y otros de análoga influencia digital, aún hoy desconocidos.

¿Qué habrá en el metaverso?  

El Metaverso ofrecerá el menú de servicios y productos que existen en el mundo físico pero mejorados a límites desconocidos. Al mismo tiempo, llevará a los individuos a experiencias y experiencias que van mucho más allá de lo que podemos imaginar hoy. Por poner un ejemplo, podremos disfrutar de un concierto de música desde cualquier punto del planeta sin necesidad de estar en persona en unas coordenadas específicas. Vivirlo y disfrutarlo como si estuviéramos a los pies del escenario. Otro, podremos comprar en un establecimiento comercial bajo el concepto que hoy definimos “en persona” sin necesidad de estar en el espacio físico comercial o estar presentes, aumentando a límites no conocidos la experiencia de la compra. Así en todas partes y con todo.

¿Cuándo serán los metaversos una “realidad”?

Hoy he anunciado que las obras han comenzado, y también hoy les informo que no habrá parada. Seguramente no podremos probar masivamente los Metaversos hasta aquí un tiempo (aproximadamente 10-15 años). Veremos progresos, viviremos experiencias que serán incipientes.  Las BigTech ya ha comenzado a construirlo y las pruebas iniciales ya se han llevado a cabo y confirmado como exitosas. Existe una realidad ineludible, sin embargo, la tecnología que permite esta transferencia de universos, hoy en día, aún no está socializada ni es suficiente, un elemento clave para dar el salto. Pero, aunque te pueda parecer mucho tiempo no lo es, ya que necesitamos un largo proceso de auto de definición, reciclaje, adaptación e inmersión para empezar algo.

¿Por qué es importante?

Porque se abren un infinito de oportunidades para aprender y desaprer, conocer, experimentar, innovar, emprender y crear.  Si somos capaces de visualizarlo, idealizarlo y profundizarlo, podremos ver y vivir un sinfín de oportunidades. Estamos hablando de un nuevo universo y  la creación de un nuevo universo desde cero.  

Pero, esto lo va a cambiar todo, ¿verdad?

Absolutamente todo y a todos. La aceleración del cambio será tan grande que mi recomendación es que empieces a pensar en ello a partir de hoy, y si puede ser trabajar en ello. El sistema que hoy conocemos (institucional, académico, financiero, monetario, judicial, territorial, político y otros) será reformulado y redefinido por completo. También el sistema de gestión, acción e interacción de personas será totalmente diferente. Recomiendo que se trabaje la ética en paralelo con la creación de este nuevo universo virtual llamado metaverso. Se rediseñará la línea de cambio espacio-tiempo.  

 

Nova Escola de pensament

Individualització i matemàtiques

 

A la finalització del segle XIX va néixer l’Escola Austríaca de pensament econòmic. És l’any 1871 quan Carl Menger, publica el llibre “Principis d’economia política“, aquest es convertí en un dels primers tractats econòmics contemporanis que presentà la teoria de la “utilitat marginal“.

L’Escola austríaca es basa en “l’individualisme metodològic“, concepte basat en el fet que els fenòmens socials resulten de les motivacions i accions dels individus.

Des de mitjans del segle XX, els economistes tradicionals han criticat l’escola austríaca moderna i consideren que la seva metodologia, que rebutja fer teoria econòmica des de models matemàtics, l’econometria i l’anàlisi macroeconòmics és lluny de l’economia convencional o bé, és “heterodoxa”.

Fugint d’entrar en la raó de part d’un debat històric, el que em sembla més interessant per aprofundir en el coneixement els canvis econòmics, socials, conductuals i sociopolítics que estan succeint al món en l’actualitat, és la simbiosi “individualització i matemàtiques”. 

Podria ser aquesta simbiosi, la base d’una nova escola de pensament econòmic on la suma d’aquests dos actius pogués explicar moltes variables avui fora de l’àmbit d’estudi, per entendre una mica millor el món.

Inclús, aquesta nova escola de pensament econòmic podria ser la base d’una nova conceptualització conductual al món i aportar elements de valor afegit per aconseguir allò que en Marcet en diu “la suma de las inteligencias” – humana i tecnològica- 

No és possible llegir el present, i crear instruments de desenvolupament personal de futur, si no som capaços de reflexionar sobre les variables i els indicadors que interpel·len un món accelerat i en constant canvi.

Identidad Digital Auto-soberana

Identidad Digital Auto-soberana

En artículos anteriores he explicado elementos y características de la tecnología blockchain. He hablado de Bitcoin, de los Smart contracts y otros conceptos que permiten vislumbrar alguno de sus potenciales.

Hoy, y como introducción muy breve, os hablaré de la Identidad Digital Auto-soberana, término acuñado por Alex Preukschat en su artículo Self Sovereign Identity: a guide to privacy for your digital identity with Blockchain.

La Identidad Digital Auto-soberana propone una soberanía para el individuo, no para la emisión de la identidad, sino para su administración y presentación a terceros.

En primer lugar, el modelo habilita que los individuos tengan soberanía en la administración y gestión de sus activos y credenciales digitales, como por ejemplo un pasaporte digital, un título formativo, una propiedad u otros -utilizando elementos digitales personales y portables como por ejemplo puede ser en una aplicación en el smartphone.

En segundo lugar, suprime la necesidad que un tercero al que se le presenta un activo digital tenga que dirigirse a un emisor para comprobar su veracidad o validez, ya que puede hacerlo en un registro público y descentralizado sin manipulación y mucho más seguro.

¿Os imagináis un único repositorio digital (con toda la información y documentación que genera el individuo) en el smartphone que habilite y dar acceso a presentar en cualquier trámite que hagáis con una administración pública y/o empresa privada?

Toda la información y documentación en un “click”. Sería un paso histórico ante tanta burocracia, desplazamientos, obstáculos que mejoraría enormemente a todas las partes. Todo de manera transparente, seguro y validado. Datos que serían propiedad de los individuos, no de otros agentes para ser comercializados que amenazan nuestra identidad, atacan nuestra intimidad y peligrosamente saben de nuestros activos.

A continuación os dejo un enlace al libro “Identidad Digital auto-soberana: El futuro de la identidad digital: auto-soberanía, billeteras digitales y blockchain” del autor Marcos Allende López. Se presenta en versión inglés y español y su descarga es gratuita.