Categoría: Inteligencia Artificial

El Metaverso: La identidad de las personas

La puerta de entrada a la realidad digital, hasta ahora, ha sido gestionado por un proceso de acreditación mayoritariamente establecido a través de un nombre de usuario y una contraseña, más adelante con instrumentos de lectura biométrica, llegando a plataformas con dos o tres elementos diferentes de verificación que buscan maximizar la seguridad del usuario.

Inicialmente, podemos pensar que la entrada al Metaverso será parecida o idéntica a la experimentada hasta ahora, pero no será así, aquí llega el primero de los grandes saltos que los usuarios experimentaremos con la entrada al  metaverso. El acceso al  Metaverso  lo haremos a través de tecnología háptica sensorial y cognitiva, coincidiendo con  Javier  Antonio  Nisa Ávila, experto en Derecho en Inteligencia Artificial y tecnologías avanzadas, en esta tecnología (háptica) “se puede hacer cualquier acción por parte de los usuarios sin limitaciones, interactúando con otros usuarios e inteligencias artificiales teniendo el mismo feedback tanto físico como psíquico que tendría en el mundo natural”.

La expansión de la economía de los datos que hemos vivido en los últimos años nos ha llevado a ver, y en muchos casos vivir, malas praxis con la gestión que se ha realizado con nuestros datos. La Bigtech  Facebook, ahora Meta, ha tenido el foco constantemente puesto ya que su unidad de negocio se ha basado prioritariamente  en los datos.

Con la inmersión en el Metaverso, esta economía de los datos crecerá exponencialmente hasta límites hoy desconocidos. Y, el lector se preguntará, ¿por qué tendrá ese crecimiento? Pues porque el modelo DATA explotado hasta hoy se ha basado en el “clic”  (del ratón); cuando sigamos en el Metaverso  se fundamentará en los sentidos de la persona. Es decir, nuestro avatar ofrecerá información de  todo tipo cuando sigamos dentro; el gusto, la vista, el oído, el olfato y sobre todo el tacto.

La inteligencia artificial (los algoritmos) jugará un papel determinante para la recogida y gestión de estos datos, bien a través del IoT (Internet de las Cosas) o por extensión a través delIORT (Internet de los Robots de las cosas), sin olvidar la voz. Así, si hasta ahora hemos expuesto información y datos importantes, con la entrada en el Metaverso  nos podrán hacer un seguimiento conductual en tiempo real, incluso también de nuestro estado anímico.

Más allá del obstáculo de entrada que se creará ante esta posible  vulnerabilidad, acabaremos en el Metaverso. Es esta,  la razón que me lleva a proponer la creación de un sistema de identidad dígito-virtual descentralizado, anonimizado y seguro, imprescindible para que el conjunto de la sociedad pueda hacer el salto hacia el  Metaverso  con seguridad y sin miedo y al mismo tiempo garantizar la paz social como primer principio de su creación.

Con la tecnología blockchain, la creación de una identidad dígito-virtual segura y anonimizada es perfectamente posible y viable. Es imprescindible que este nuevo protocolo identitario se construya bajo elementos descentralizadores e inmutables, no dominado ni en propiedad de terceros, sin marginar ni limitar las oportunidades económicas que se presentan para un progreso económico justo, equitativo e igualitario colectivo en el mundo.

Con una identidad segura y anonimizada única, como persona física o jurídica, seremos capaces de abrir el mundo a la simplicidad de procesos, de procedimientos, de interacciones y a la interoperabilidad necesaria entre el mundo natural (de la tangibilidad) y el mundo dígito-virtual (de la intangibilidad).

El estado de derecho debe garantizar la libertad de las personas y compatibilizarlo con no obstaculizar el progreso que de ésta se deriva, para conseguir esta meta hoy con contradicción es obligado que avancemos en crear los instrumentos y los puentes necesarios.



Declaración Universal de la Inteligencia Artificial

 

Haz clic para acceder a UNESCO-IA.pdf

 

 

DECLARACIÓN PERSONAL DE ALEX MOGA

Con motivo de la aprobación del PROYECTO DE RECOMENDACIÓN SOBRE LA ÉTICA DE LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL por parte de la UNESCO, manifiesto:

  1. Mi agradecimiento a la UNESCO por su liderazgo, y a todos los expertos y expertas que han trabajado para la redacción y aprobación de este proyecto.
  2. Mi apoyo personal, asumiendo el presente documento como base de trabajo y compromiso en proyectos presentes y futuros.
  3. Insto a todos los estados del mundo a que hagan suyo, y por consiguiente en sus parlamentos democráticos ratifiquen este proyecto normativo.
  4. A las instituciones de gobernanza global a que potencien la libertad de las personas, el progreso económico de las empresas y promuevan iniciativas de formación a todos los ciudadanos como pilar de su soberanía personal, su empoderamiento y su libertad.
  5. A las grandes empresas del mundo para que hagan de este proyecto un camino de ética y paz social presente y futuro.
  6. Que el planeta necesita de su protección y el conjunto de los actores y agentes mundiales, sin excepción, asumir el gran desafío que supone el Cambio Climático y la lucha por reducir la desigualdad y erradicar la pobreza en el mundo.

El metaverso: el sistema monetario

Tras la publicación del artículo “el metaverso”, hace dos meses en este mismo espacio, llegó el anuncio de Facebook y otras grandes compañías globales (Nike, Microsoft, Gucci, Sony…) explicando que empezaban a trabajar en la creación de su propio metaverso, este imaginario tecnológico y virtual del que casi nadie sabe nada, pero que se ha convertido en corriente, sorpresa, creatividad y entusiasmo para muchas personas.

Hoy con un ejercicio de anticipación, siempre fundamentado, les acerco a lo que será uno de los pilares de su funcionamiento, el sistema monetario que tendrán todos los metaversos indistintamente de su objetivo, arquitectura, tecnología, estímulo y procedimientos.

Cualquier sistema económico creado en la historia se ha basado en su sistema de intercambio, inicialmente con elementos animales, más tarde materiales hasta llegar al que hoy conocemos basado en el patrón papel-moneda. Todos ellos han sido articulados por normas establecidas, previamente en sistemas ancestrales, posteriormente feudales, totalitarios o democráticos. Cuando hablamos del Metaverso y su sistema monetario, la analogía con la historia será exactamente la misma, sin embargo con elementos disruptivos que la mayoría de la sociedad desconoce.

Todos los sistemas monetarios conocidos hasta hoy se han basado en la imposición de normas y regulaciones suscitadas desde poderes centralizados y centralizadores únicos. En el Metaverso, este cuerpo centralizado y centralizador desaparece, la tecnología blockchain permitirá una gobernanza monetaria descentralizada empoderando a las personas y suprimiendo los poderes centrales únicos monetarios. Cada uno de los Metaversos  será guiado por una unidad de intercambio (criptoactivo), validada temporalmente por moneda FIAT, que será el elemento central de consumo entre todas las personas que formen parte e interactúen en ese Metaverso.  Esta unidad de intercambio propia permitirá la vida virtual y la transacción económica y financiera dentro de cada ecosistema. Por lo tanto, la importancia de esta unidad de intercambio será crucial para la seguridad, confianza, confiabilidad y experiencia virtual por parte de toda la comunidad y su futuro.

El crecimiento de cada uno de los Metaversos tendrá la capacidad de obedecer a las propiedades que ofrece la tecnología blockchain, por lo que la suma de espacios virtuales facilitará la interoperabilidad entre ellos para crecer y aumentar el valor al garantizar que el criptoactivo monetario operable sea ágil, rápido, transparente, escalable, seguro e inmutable.

Cada uno de los criptoactivos monetarios se comercializará y se transaccionará en escenarios de análoga realidad con el mundo de la economía tangible del cual hoy formamos parte. Habrá una variable nuclear y diferenciadora con la que la humanidad nunca ha vivido, esta unidad de intercambio en los diferentes metaversos será deflacionaria (hablaré de su importancia en próximos artículos).

Las DeFi (finanzas descentralizadas) permitirán a las personas interactuar y transaccionar en los propios Metaversos con unidades de préstamo y venta de activos financieros físicos y/o digitales en figuras corporativas reguladas como los neobancos o sucesivos. La transición de la economía tangible a la economía intangible se acelerará exponencialmente hasta límites no conocidos.

Pero aquí proponemos un importante elemento de debate y reflexión, si cada una de las grandes compañías crea su propio Metaverso  éstos se regiran por elementos de gestión, control y vivencia dirigidos, ante esta situación ¿estamos hablando de una realidad virtual que empodera a las personas o se empodera a sí misma a través de las personas? Los organismos comunitarios de gestión pública deberían empezar a trabajar para garantizar la igualdad y la equidad, les invito a que lo hagan con urgencia dado la lentitud procedimental con la que trabajan.

Por mi parte, y presagiando el escenario explicitado en este artículo y otros que iré publicando, ya estoy trabajando en un proyecto que en los próximos meses verá la luz pública y que facilitará el empoderamiento de las personas, y su auto-soberanía, para afrontar los retos y aprovechar las oportunidades que llaman a la puerta de todos nosotros. Continuará …

Trencant MURS

Fa pocs dies vaig tenir l’oportunitat d’escoltar a l’Antoni Garrell amb una xerrada sota el títol “Mirant cap al futur. Societat i Indústria 4.0”. Va descriure amb absoluta claredat, i alhora fermesa, els canvis que la tecnologia ja està provocant a la nostra societat i va donar, alhora, elements per transformar el model productiu a Catalunya amb l’instrument de la innovació.

Segons el ponent, els elements d’impacte de la Digitalització sobre la nostra societat són:

  1. Una societat tecnodependent (la dependència del model productiu i l’humà amb la tecnologia és indissoluble).
  2. Hipermèdia (les xarxes com a font del coneixement).
  3. Una societat informada (mai com ara hem tingut tanta informació a la nostra mà per gestionar, tanta que hem arribat al punt de la sobre informació i la no contrastació d’aquesta generant situacions d’engany intencionat, malintencionat).
  4. Ràpida (vivim un present accelerat, exigim valor amb una celeritat que el model productiu actual no és capaç de gestionar per diversos motius).
  5. La Intel·ligència Artificial i els cobots són instruments imprescindibles (això comporta riscos i amenaces a les estructures laborals del model productiu).
  6. Relativa (la tecnologia i els elements que provoquen l’acceleració ens han fet perdre, a la societat, els valors de l’estructura i trencar línies que sobrepassen l’ètica).
  7. Una societat condicionada per l’exposició pública a la qual se sotmet.
  8. Una societat superficial (avui la immensa majoria es mou pel titular, situació que provoca tensió en diferents àmbits de la mateixa).
  9. Conscient de la necessitat d’un equilibri de creixement sostenible (la crisi climàtica que vivim ens interpel·la a tothom, i cada vegada més persones són conscients i sensibles amb aquesta amenaça, els més conscients es troben entre la població natius digitals).
  10. La col·lisió intergeneracional (avui el futur de la nostra societat, de la joventut i del futur, el decideixen els estrats poblacionals més estables. Aquests allunyats del coneixement real dels dèficits i dificultats amb què el projecte de vida resulta molt dificultós).

Si aprofundim en cadascun d’aquests deu elements, que l’impacte sobre les persones, en l’àmbit personal, social, en l’àmbit laboral i de les competències educatives, està provocant l’acceleració transformadora més gran que la humanitat ha viscut fins avui. En tan sols deu anys no hi ha àmbit o element que no s’hagi vist transformat. I, doncs, la pregunta és? Hem transformat amb la mateixa acceleració els instruments troncals que faciliten una transició justa i equilibrada al País? La resposta evidentment és NO.

Avui, l’administració pública encara no ha fet els deures, les estructures socials de defensa i garantia d’aquest equilibri no s’han vist liderades per fer aquesta transició i el model productiu de Catalunya, basat en pimes, encara està lluny d’aconseguir-ho.

El resultat és, avui, que la ciutadania, les empreses, els autònoms i la societat, en el seu conjunt, es troben en una incertesa incremental que provoca comportaments, rebuig i canvis en les persones i en les societats, que juguen en benefici de l’autoprotecció.

Si volem començar a invertir les tendències i oferir llum d’oportunitat, necessitem un model disruptiu que sàpiga llegir d’on venim, que decideixi cap a on volem anar i ens acompanyi, al conjunt de la societat, a les oportunitats que aquest canvi de model ofereix, perquè les oportunitats hi són, i són grans. Per a tothom!

Los principios de la Inteligencia Artificial (AI) – EEUU

En el mes de marzo de 2019, el presidente Donald Trump firmaba la “Iniciativa Estadounidense sobre la IA” con el objetivo de liderar esta tecnología en los próximos años. Cabe decir que países como China, Canadá o Francia hace un tiempo que adoptaron estratégicamente este posicionamiento.

Con la “Iniciativa Estadounidense sobre la IA” se establecieron cinco puntos claves sobre los que se sustentaba la citada Iniciativa gubernamental. Estos eran:

  1. Redirigir los fondos: la orden obliga a las agencias federales de fondos a priorizar las inversiones en inteligencia artificial
  2. Crear recursos: tratará de ofrecer datos federales, modelos y recursos informáticos a los investigadores de IA
  3. Establecer normas: obligará al Instituto Nacional de Normas y Tecnología de EE. UU. a crear normas que fomenten el desarrollo de “sistemas de IA estables, sólidos, confiables, seguros, portátiles e interoperables”
  4. Formar a los trabajadores: pedirá las agencias que prioricen la preparación de los trabajadores para los cambios provocados por la IA a través de los programas de formación, especialización y becas
  5. Actuar en el plano internacional: requerirá una estrategia de colaboración internacional que garantice que la inteligencia artificial se desarrolla de manera coherente con los “valores e intereses” estadounidenses

Cabe decir, como antecedente, que en 2016, bajo la presidencia de Barack Obama, se elaboró un informe gubernamental sobre la Inteligencia Artificial (podéis acceder a él desde aquí).

Después de multitud de crítica, de expertos, académicos y políticos americanos, ante la pasividad de la Casa Blanca respecto a la Inteligencia Artificial, el pasado 11 de enero se publicó la Orden que sustenta el Decálogo (los principios) que las agencias gubernamentales deberán cumplir cuando trabajen con la Inteligencia Artificial. 

El decálogo recoge diez principios que son los siguientes:

  1. Confianza pública en la IA. El Gobierno debe promover aplicaciones de IA fiables, sólidas y fidedignas.
  2. Participación pública. La sociedad debería tener la oportunidad de dar su opinión en todas las etapas del proceso de la elaboración de normas.
  3. Integridad científica y calidad de la información. Las decisiones políticas se deben basar en la ciencia. 
  4. Evaluación y gestión de riesgos. Las agencias deben decidir qué riesgos son aceptables y cuáles no.
  5. Beneficios y costes. Las agencias deben sopesar los impactos sociales de todas las regulaciones propuestas.
  6. Flexibilidad. Cualquier enfoque debe poder adaptarse a los rápidos cambios y actualizaciones de las aplicaciones de IA.
  7. Trato justo y sin discriminación. Las agencias deben asegurarse de que los sistemas de IA no discriminen.
  8. Divulgación y transparencia. La sociedad confiará en la inteligencia artificial solo cuando sepa cuándo y cómo se utiliza.
  9. Seguridad y protección. Las agencias deben mantener seguros y protegidos todos los datos utilizados por los sistemas de IA.
  10. Coordinación entre las agencias. Las agencias deben hablar entre ellas para ser coherentes y previsibles en las políticas relacionadas con la IA.

El director de Tecnología de EE. UU., Michael Kratsios, afirmó: “Los principios regulatorios de EE. UU. para la IA ofrecen orientación oficial y reducen la incertidumbre para los innovadores acerca de cómo su propio Gobierno aborda la regulación de las tecnologías de inteligencia artificial”.

Con este decálogo se expone abiertamente, después de mucho tiempo exigiéndolo, un marco regulatorio sobre la Inteligencia Artificial. En uno de mis artículos, publicado hace pocos días, ponía de manifiesto la necesaria regulación y una aplicación ética ante una amenaza latente y progresiva a nivel mundial como es la Inteligencia Artificial (podéis leer el artículo haciendo clic aquí).

En otras latitudes, el Parlamento Europeo está en trámites de una marco regulatorio para la Inteligencia Artificial. Os avanzo que es marcadamente importante los enfoques diferenciados con los que se ha presentado este marco europeo en diferencia con el estadounidense. 

Por el momento, podéis descargos el Decálogo, estadounidense, de la Inteligencia Artificial. En el futuro iremos ampliando información.

Descargar “WhiteHouse-ArtificialIntelligence2020 .pdf”

White-House-AI.pdf – Descargado 199 veces – 214 KB

Si deseáis ampliar la información de este artículo, la fuente del cual ha sido MIT Technology Review, podéis acceder a la web que explica mucho más detalladamente los objetivos, disposiciones, prioridades y demás, haciendo clic aquí