Archivo de la etiqueta: Alex Moga

I’ve got it! Conseguido!

El día que me confirmaron mi inscripción en el Programa “Transformación Digital” del MIT (Massachusetts Institute of Technology) tuve la sensación, al margen de una gran alegría personal, que la formación que iba a desarrollar me iba a aportar más de lo que en ese momento preveía.

Después de ocho semanas de intenso trabajo, de estudio, de webinars en tiempo real, de multitud de lectura paralela, de muchas prácticas y emisiones de “diario de abordo” en cada uno de los módulos de especialización que ofrecía el Programa, aquella sensación que prevía, se ha quedado corta.

Estudiar en el MIT significa adentrarse en un universo formativo que va mucho más allá del tradicional, cursado, hasta el momento. El lenguaje, las materias, el currículum formativo, la metodología y su globalidad, te invitan a un aprendizaje sin límites. Un aprendizaje que no acaba con este Programa, sino que, te abre las puertas a la búsqueda de mucho más y te motiva para ese objetivo. 

No cabe duda que, hacer este progreso y desarrollo, no podía ser tan existoso, seguramente, sino fuera porque estás en mano de los mejores. En este caso del Dr. John R. Williams y del Dr. Abel Sánchez. Sus explicaciones, su didáctica y su ilustración de conocimientos van más allá del tradicionalismo que conocía y , esto, transforma la relación profesor-alumno. El servicio de tutorización sin duda ha sido magnífico con Pedro Nieto a la cabeza. 

Después de ocho semanas, mi perspectiva ha cambiado, mis conocimientos forman parte de una ilusión superior y, deseo, personal para superarme y profundizar mucho más en materias como la Identidad Digital Auto-soberana, el Pensamiento Computacional y el Blockchain.

Aquí acaba algo, no se qué, pero si sé que, empieza una nueva aventura gracias al MIT y, sobretodo, a las tecnologías y sus aplicaciones prácticas.

En los próximos días os ofreceré un artículo sobre #Libra la criptomoneda de Facebook. No te lo puedes perder.

La seguridad de los datos

En primer lugar diferenciaría entre Seguridad TIC y Seguridad DATA, la primera hace referencia al modelo de implantación de protocolos, normas y demás que juegan un papel en la seguridad de los sistemas tecnológicos de las empresas. El segundo, en cambio, juega un papel trascendental para asegurar, a través de normas, protocolos, sellos y procedimientos, la información de los datos en las empresas.

Cabe decir, que en los últimos años, estos conceptos que se han ido desarrollando e implantando han tenido una organización desigual, siendo a veces diferenciada en la propia empresa. Debemos trabajar para que al margen que los dos conceptos son claramente diferentes en su objetivo no lo son en su operativa diaria y su trabajo mutuo.

La pérdida de datos y/o información de una empresa puede suponer, en el peor de los casos, la desaparición de la propia empresa. Obviando tal situación y en menor medida, las consecuencias ante una pérdida, robo, sustracción, negligencia u otros que pudiera suponer perder la información que una empresa tiene en su poder generaría una desconfianza difícil de justificar con los clientes y una pérdida de credibilidad que en el sector supondría una gran repercusión para su futuro.

Los beneficios, en la parte contraria, generarían credibilidad, optimización de la gestión e incluso reducción de gastos, conseguir un posicionamiento líder en el sector y una alta fiabilidad que la competencia tendría que trabajar para asimilar ciertos niveles, con lo que la ventaja competitiva supondría un auge de nuestra cartera de productos y/o servicios.

La seguridad no es un gasto, la seguridad es una inversión que persigue diferentes niveles de criticidad en función de los servicios y/o productos que la propia empresa ofrece.

 

 

https://www.youtube.com/watch?v=6EspTMCxTgM&list=PLr5GsywSn9d9By1wgN9CO0XrKtpVUwK_T&index=2

 

 

Bienvenido IoT, ¿nos arriesgamos?

¿Merece la pena asumir los riesgos?

Sin duda, la aplicación del Internet de las cosas o como también podríamos llamarlo el “todo conectado”, como toda tecnología se enfrenta a grandes posibilidades, potencialidades y desafíos.

Uno de los mayores desafíos es el “todo conectado” que bien podría ser “todo vulnerable”, es decir la seguridad y el control sobre él.

Las potencialidades son enormes en tanto a lo existente hoy en día como a las bondades que puede ofrecer allí donde las carencias son vistas y previstas. Por citar un ejemplo: cada vez la población europea y española presenta mayores índices de envejecimiento, ¿se imaginan combinar la Inteligencia Artificial con el Internet de las Cosas para crear dispositivos (robots) que faciliten y ayuden a millones de personas que viven solas o no se valen por sí mismas?

En el otro lado se encuentra la amenaza que supone el IoT y la destrucción de millones de puestos de trabajo. En otros artículos ya he hablado de ello, pero reitero y defiendo el posicionamiento de la necesidad de poner en valor las cualidades implícitas del ser humano como complemento a los trabajos que pueden hacer las máquinas. Sin duda, estas serán mucho más potenciales estableciendo redes de conexiones y dispositivos cada vez más avanzados que puedan desarrollar inteligencia en sí mismos.

También, podríamos suponer que una Ciudad Inteligente podría ser vulnerable de ataques que supusieran enormes problemas. Como también hemos llegado a mencionar en artículos anteriores, el riesgo 0 no existe.

Así, equilibrar los riesgos a las oportunidades, bajo mi punto de vista, siempre caerá del lado de las oportunidades siendo consciente de la necesidad de una ética de implantación y de una regulación en su ejecución. Hay iniciativas, pocas, en este sentido que están trabajando sobre ello.

Os recomiendo la siguiente lectura

https://futureoflife.org/open-letter-autonomous-weapons/?cn-reloaded=1#signatories

https://www.silicon.es/3-riesgos-que-traera-el-internet-de-las-cosas-2261903